El horóscopo y sus 4 elementos

Existen diversos aspectos para comprender a cada uno de los signos del zodiaco, y conocer con mayor precisión sus características, como virtudes y defectos. Uno de ellos implica conocer el elemento esencial de cada signo del horóscopo. Existen cuatro (Agua, Aire, Tierra y Fuego), y dependiendo del elemento que se corresponda con tu signo, tendrá ciertas características que te definen y que van a explicarte muchos aspectos de ti mismo.

¿Qué son los Cuatro elementos del Horóscopo?
Es un hecho científico que toda la materia del Universo tiene un origen común, y esa es una verdad que los antiguos griegos comprendían. De manera que establecieron una relación entre la composición de los astros y la nuestra: determinaron que estamos hechos de los mismos elementos primordiales que las estrellas.

De manera que establecieron una correspondencia entre las constelaciones y los elementos primordiales: Agua, Aire, Tierra y Fuego. A cada constelación corresponde un elemento, y las características de ese elemento se transmiten a las personas nacidas bajo ese signo del horóscopo.

¿Quién estableció la clasificación del horóscopo en cuatro elementos?
Fue Empédocles, un filósofo griego del siglo V a.C., quien clasificó a la constitución de la materia como el producto de la interacción de cuatro elementos originarios: Fuego, Tierra, Aire y Agua. Este filósofo explicó la naturaleza del universo como el resultado del encuentro entre dos principios opuestos: Unión y Conflicto, que determinan las acciones entre los cuatro elementos. Hay unión entre el Aire y el Fuego, pues ambos se nutren, pero hay un conflicto entre el Agua y el Fuego, pues uno atenta contra el otro.

Empédocles afirmó que estos cuatro elementos eran potestades iguales y equivalentes, de la misma edad, con gobierno sobre su propia provincia y con un carácter individual. Señaló que las diferentes mezclas de estos elementos produjeron las diferentes sustancias que observamos en el mundo: animales, personas, flora… y a los astros.

La mayoría de los filósofos y alquimistas que siguieron a Empédocles creían que los cuatro elementos están presentes en cada persona, pero que uno prevalecía más en cada individuo, y que esa predominancia estaba determinada por el signo del horóscopo.

La astrología utiliza el elemento de cada signo como una de sus herramientas de definición. Fuego, Tierra, Aire o Agua ... cada uno posee cualidades genéricas que se asocian con el signo del horóscopo que les corresponde.

¿Qué elemento primordial le corresponde a cada signo del horóscopo?
Al Fuego corresponden Aries, Leo y Sagitario.
A la Tierra corresponden Capricornio, Tauro y Virgo.
Al Aire corresponden Libra, Géminis y Acuario.
Al Agua corresponden Cáncer, Escorpio y Piscis.

¿Qué características se relacionan con cada elemento?
Estas son las características que cada uno de los cuatro elementos primordiales transmite a los nativos del signo del horóscopo que les corresponde.

Fuego
Positivos: Arrojo, apasionamiento y espontaneidad. Deseo de cambio y carácter viajero.
Negativos: Impulsividad e intolerancia.

Tierra
Positivos: Paciente, tolerante, abierto al diálogo. Defensor y cuidador de los más débiles.
Negativos: Inseguridad y temor a la soledad.

Aire
Positivos: Innovador, amante del riesgo, extrovertido e incluyente. Líder justo.
Negativos: Actúa más de lo que medita sus acciones.

Agua
Positivos: Idealistas y soñadores, visionarios y leales. Amantes refinados y apasionados.
Negativos: Inseguros y celosos, muy posesivos en el amor.
Para ponerlos en una sola palabra, así se podrían definir la característica principal que los elementos primordiales heredan al horóscopo.

Aire: Rectitud
Fuego: Conquista
Tierra: Conocimiento
Agua: Benevolencia

¿Cómo son los signos del horóscopo según su elemento?
Este es la personalidad de cada uno de los signos del horóscopo a partir de su elemento primordial.
Los signos de Aire se mueven con justicia. Se ajustan a la norma moral. Hacen lo que es correcto y son conocidos por su sentido del juego limpio. Son sinceros, directos, justos, rectos y virtuosos en sus relaciones con otras personas.

Los signos de Tierra creen en la sabiduría más que en la fuerza. Son convencionales, rectos y justos. Siguen lo que es socialmente aceptable en su conducta. Tienen excelentes modales y son muy educados. Son prudentes y tienen un profundo respeto por las reglas.

Los signos de Fuego poseen la virtud del conocimiento. Esto no significa que sean más inteligentes que los demás, sino que, en general, están bien informados. Son buenos comunicadores y narradores. Tienen personalidades dulces y son fáciles de conocer.

Los signos de Agua exhiben benevolencia. Son caritativos, tienen una disposición amable y promueven la buena voluntad. Están preocupados por el bienestar de los demás. En lo que respecta a otras personas, son amables, generosos y filantrópicos. Rara vez albergan hostilidad. Obtienen su mayor placer de hacer buenas obras.

¿Qué profesiones son las mejores para los signos del horóscopo según su elemento primordial?
Signos de Fuego: Estos guerreros se mueven mejor en el ámbito de la empresa. Saben ser líderes y avanzar sin verse afectados por las conspiraciones palaciegas. Siempre van un paso por delante de la competencia y saben negociar con ventaja. Detectan las mejores oportunidades, y se mueven a sus anchas en el mundo bursátil y de la especulación.

Signos de Aire: Son comerciantes natos que se saben mover de puerto en puerto, intercambiando y vendiendo, llevando consigo valores y bienes. Saben negociar los precios al alza y siempre sacan buenos rendimientos de sus inversiones. Ponlos en una habitación con cualquier tipo de personas, y harán de ellas clientes y amigos.

Signos de Agua: Estos videntes son grandes planificadores y diseñadores que se saben adelantar a las tendencias y a los problemas. Con ellos cualquier organización tendrá un futuro asegurado, pues van un paso por delante de los imprevistos. Son grandes investigadores y arquitectos, pensadores y maestros.

Signos de Tierra: Son cuidadores entregados que saben sanar cuerpo y mente con sus atenciones. Son los grandes médicos del horóscopo, que no paran hasta no dar con el fin de males del cuerpo y de la mente. Son pacientes y tolerantes, generosos y entregados. Su objetivo en la vida es dejar un mundo mejor al que encontraron. No hay problema ajeno que les parezca irresoluble o ajeno.